En Miel Sierraflor hemos cosechado en septiembre la miel de bellota, panales de bellota y miel de espliego.

La miel de bellota y sus paneles han sido cosechados en el parque natural de la Sierra Norte de Guadalajara. Ya sabéis por otras veces que es una miel negra y la más rica en sales mineral (fósforo, calcio,hierro, magnesio...). En cuanto al sabor es la menos dulce de todas porque tantas sales minerales contrarrestan el dulzor. Hemos pasado mucho calor porque tenemos que ir bien tapados el cuerpo y la cabeza pero protegernos de los picazos de las abejas aun así al menos yo me he llevado mas de 200 picotazos a lo largo de todo el corte de miel pero es un mal menos e incluso son beneficiosos para problemas de articulaciones, dolores musculares y circulación de la sangre, os sugiero que pincheis en google "apitona" y veréis los beneficios del veneno de las abejas. La cosecha de miel de bellota ha sido buena pero hemos tenido años mejores, bastantes mejores, la climatología no es favorable.

La miel de espliego la cosechamos en la sierra de Cuenta en Tragaete muy cerca del nacimiento del río Cuervo y la Vega del Corono. Es una miel suave con un color ámbar oscuro, ha salido oscuro porque también les ha valido este año la ajedrez que florece a lo largo del verano, situadas las colmenas a 1500m de altitud. Disfrutan de un verano suave con noches frescas es un monte inmenso que el cultivo más cercano esta a unos 40 kilomes y es de cerrar. La miel que sale de aquí es enteramente de plantas de monte espliego y ajedrea que se recomienda para problemas respiratorios, tos e infecciones de garganta, si la comes con nueces o con almendras no te vs harto nunca de tan riquísimo sabor.

Las mieles de verano se cosechan a finales del verano en septiembre y siempre son de comarcas de alta montaña y siempre de monte no de cultivos.

Una vez terminada las cosechas de alta montaña trasladamos las comunas a la costa mediterránea para que pasen el otoño y parte del invierno en zonas cálidas. En el caso de Miel Sierraflor las transportamos a callosa de Ensarriá en Alicante para aprovechar la flor del nisperero que se cosecha.